Los pucherazos del PP el 20D

Una vez más la jornada electoral se ve ensuciada por varios casos de la utilización de ancianos y personas discapacitadas para favorecer a una candidatura concreta con el desconocimiento de estos, como ya ocurriera en comicios anteriores, como en las pasadas elecciones municipales y autonómicas.

Altos cargos del PP de Lugo, imputados por llevar a ancianos con alzheimer a votar por su partidoEn esta ocasión, las denuncias de manipulación del voto de estas personas han llegado desde Asturias y Guadalajara. En la localidad asturiana de Cangas de Onís, la formación Podemos ha tramitado una denuncia por un delito contra la libertad de voto de los mayores del Hogar de Beceña, quienes habían sido trasladados al colegio electoral en microbuses y a los que, al bajar de los vehículos, se les entregaban sobres ya cerrados y preparados con un voto en su interior cuyo contenido era desconocido para los ancianos.

Enlace permanente de imagen incrustada

En Guadalajara ha ocurrido algo similar, donde al menos cinco residentes del Centro de Atención a Personas con Discapacidad Física (CAMF) han declarado que no querían votar al partido que se incluía en la papeleta que les habían preparado en el centro. También habían llegado en autobús y ha sido la Policía Local la que les ha ayudado a romper esos sobres ante las protestas reiteradas y les ha conducido hasta la mesa donde podían encontrar todas las papeletas, según ha informado Ciudadanos.

Otro caso de posible pucherazo se ha dado en Zamora, donde los candidatos de Izquierda Unida al Congreso y al Senado Carlos Hernández y Ana Belén González se han encontrado, cuando acudían a votar a las nueve y media de la mañana en la localidad de Villaralbo, con varios sobres en los que ya habían sido colocadas papeletas del PP cuando deberían haber estado vacíos. La incidencia es especialmente grave si consideramos que, de no percatarse, una persona que incluyera una segunda papeleta de una formación política distinta vería su voto declarado nulo mientras que si su intención era efectivamente votar al PP, ese voto sería válido por ser las dos papeletas de la misma candidatura.

Enlace permanente de imagen incrustada

Enlace permanente de imagen incrustada

Polémica también ha levantado un mensaje publicado esta mañana, con la jornada electoral ya iniciada, por el Ministerio del Interior desde su cuenta oficial de Twitter, donde se mostraban imágenes comparativas del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez y Mariano Rajoy con una diferencia de 38 años, lo que podría considerarse como un acto ilegal de propaganda electoral realizado por el propio Gobierno.

 Polémica en Villaralbo por la aparición de papeletas del Partido Popular ya metidas en cuatro sobres.

Sobre las 09:35 horas de la mañana Carlos Hernáez, candidato número uno al Congreso por IU-UP, acudía al colegio electoral Nuestra Señora de la Paz acompañado de Ana Belén González, aspirante al Senado por la misma formación y alcaldesa de Villaralbo. Antes de entrar en el aula correspondiente, ambos candidatos prestaban declaraciones ante los medios de comunicación y se mostraban esperanzados con las votaciones y cautelosos con los resultados.

Minutos más tarde y una vez dentro del aula, Carlos Hernáez cogía un sobre blanco para ejercer su derecho al voto y para su sorpresa, el candidato al Congreso descubría en su interior una papeleta del Partido Popular. Hernáez se tomaba con cachondeo lo que en principio iba a ser una mera anécdota pero el incidente fue a más cuando Ana Belén Rogado cogía un segundo sobre del Congreso también con la papeleta del grupo popular en su interior.

Ambos candidatos se miraron y comprobaron que en dos sobres de color sepia del Senado también aparecía la hoja con todos los aspirantes a la Cámara Alta pero con una cruz marcada a boli en las casillas de los candidatos populares. Por este motivo, los componentes de la mesa electoral decidían interrumpir la votación momentáneamente para comprobar el resto de sobres ante el desconcierto de los habitantes villaralbinos que acudían al colegio y se encontraban con la puerta de la mesa A cerrada. Al comprobar que se trataba de un hecho aislado de cuatro sobres, los responsables han anotado la incidencia y se ha reanudado la votación con una normalidad ralentizada por las pequeñas colas que ha provocado el parón.

CONFUSIÓN CON UN VOTANTE

Para mayor inri, Hernáez y González también eran testigos de cómo un vecino villaralbino que procedía a votar justo delante de ellos se topaba con la sorpresa de que su nombre ya aparecía tachado de las listas como si ya hubiera ejercido su derecho al voto. Los componentes de la mesa electoral informaban al señor que no podía volver a votar ante la negativa del hombre, quien se justificaba explicando que al entrar al aula se le había reclamado el DNI sin haber votado, de ahí la confusión. Tras consultarlo vía telefónica con la junta electoral, la presidenta de la mesa finalmente permitía al vecino de la localidad zamorana depositar sus votos en la urna.

Habrá que esperar al cierre de las votaciones para ver si coincide el número de votos emitidios con la cifra de votantes puesto que el hombre podría haber votado dos veces. En el caso de que estos guarismos no se correspondieran, la presidenta deberá volver a llamar a la junta para tratar de solucionar el problema.