Los estudiantes de la Complutense, en contra de la privatización y de la nueva ley de enseñanza superior

Más de un centenar de estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid se han concentrado en las inmediaciones del Rectorado de la universidad, y 20 de ellos han permanecido 24 horas en su interior, para revindicar la retirada del plan de restructuración de la Universidad que eliminará facultades. Además, han mostrado su repulsa hacia la nueva ley que condiciona la financiación de la universidad al cumplimiento de objetivos, que en palabras de un portavoz estudiantil “el rector no se ha leído”. También han pedido el freno de la “privatización” de la Universidad Complutense de Madrid, entre otras reivindicaciones.

Un día entero dura ya la concentración de los alumnos complutenses que, coincidiendo con la huelga educativa, han reivindicado al Rectorado de Carlos Andradas varios puntos que ayer le expusieron en una reunión después de que 20 estudiantes que habían entrado al edificio de forma “pacifica”, solicitasen el encuentro con el rector. Según Francisco, el portavoz del grupo de más de 100 universitarios que se encuentran en el rectorado, durante esa reunión el primer punto que se le expuso a Andradas fue la retira inmediata del plan de reestructuración que supondría la eliminación de facultades de la Universidad.

Pidieron también su posicionamiento en contra de la Ley del Espacio Madrileño de Educación Superior (Lemes), que condiciona la financiación de las universidades públicas al cumplimiento de objetivos, un punto donde los estudiantes atónitos se encontraron con que “el rector no se había leído el borrador de la Lesmes” cuenta el portavoz y estudiante en la Facultad de Políticas de la UCM, “nos los hemos leído todos los estudiantes que estamos aquí y él no” comenta con cara de impresión e indignación. La aplicación del protocolo de igualdad de género y prevención del acoso, al igual que establecer la paridad en las cátedras, fueron otros de los puntos reivindicados por los estudiantes. En especial se pidió su repulsa hacía a la “privatización” de la universidad, según el portavoz, “que sucederá con la regulación de la entrada de empresas privadas que podrán plantear sus propias líneas de investigación y propias cátedras“.

Los estudiantes recriminan a Carlos Andradas que ayer tras la reunión de dos horas que mantuvieron, en la que según los asistentes el rector contestó con evasivas, hoy se había comprometido a mantener otra reunión con ellos a las 13.00, que se ha suspendido a las 11.30 de la mañana cuando “vino un vicerrector a decir que lo que estábamos haciendo era ilegitimo y que el rector no iba a reunirse porque no tiene tiempo“, según el portavoz del grupo de alumnos, que se han indignado al conocer este mensaje. Fuentes de la Complutense han informado a este periódico que la reunión se mantendrá el día 13 y no han hecho ninguna declaración sobre la concentración de los estudiantes.

Respecto a la veintena de universitarios que han pasado la noche dentro del Rectorado y que ya se encuentran fuera, este portavoz cuenta que “ha sido muy difícil hacerles llegar comida“, tras horas de dialogo y gracias a una trabajadora sensibilizada con la causa que de extranjis ha introducido comida en el edificio lo han conseguido. Del mismo modo denuncian que en la noche de ayer no se les dejó acceder a los baños, y que tras una dura negociación “les dieron permiso para acceder de uno en uno, eso sí con la puerta abierta”.

Anuncios