La presión ciudadana frena al glifosato

Ayer la Comisión Europea posponía la decisión sobre si renovar la autorización de este producto “probablemente cancerígeno”, debido a la oposición de algunos Estados miembros. La presión ciudadana fue clave a la hora de lograr este aplazamiento.
Ahora es necesario seguir avanzando para lograr su prohibición o al menos una suspensión hasta que se haga una evaluación rigurosa e independiente de sus efectos. Que no jueguen con nuestra salud.
>> Firma y di no al glifosato: http://bit.ly/1Udrj6s

Anuncios