La justicia ha archivado ya 14 querellas contra Podemos y sus dirigentes.

Podemos

Desde su nacimiento, Podemos ha sido acusado de diferentes delitos mediante querellas judiciales sonadas. Principalmente sus vías de financiación han sido puesta en entredicho públicamente mediante algunas informaciones en medios de comunicación que se han traducido en varias denuncias ante la justicia. La pasada semana, tras el comunicado de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) denunciando amenazas y acoso del partido morado a un grupo de periodistas, sus dirigentes han invitado a la organización a acudir a los tribunales. Además han recordado que todas las denuncias presentadas oficialmente han sido archivadas. En total, hasta el momento han sido al menos 14 las querellas archivadas por los tribunales dirigidas al partido liderado por Pablo Iglesias o contra alguno de sus dirigentes. Las dos últimas han sido conocidas esta misma semana.

La primera denuncia archivada por el Tribunal Supremo (TS) se materializó a finales de enero del año 2015. Había sido interpuesta por el abogado Emilio Rodríguez Menéndez a través del Partido Socialista de Justicia. El motivo, un presunto delito de blanqueo de capitales y delito electoral por falseamiento de cuentas. Los denunciados eran Iglesias y los dirigentes Íñigo Errejón y Luis Alegre debido a los honorarios recibidos por sus trabajos en la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), que financiaban varios gobiernos latinoamericanos. El TS consideró que no había pruebas para avalar los hechos. El trabajo en CEPS fue desarrollado entre 6 y 7 años antes del nacimiento de Podemos.

La segunda querella fue interpuesta por la organización Manos Limpias contra Iglesias. Se le acusaba de delito de desobediencia, contra los derechos de los trabajadores, organización criminal o asociación ilícita, apropiación indebida, administración desleal, tráfico de influencias, cohecho, corrupción entre particulares y delito contra la Hacienda Pública. Fue archivada por el TS a finales de abril de 2015 por considerar que los hechos no eran constitutivos de ilícito penal alguno. Al año siguiente, también la Audiencia Nacional archivó la denuncia, basada en un supuesto informe policial utilizado por algunos medios de comunicación.

Durante 2015, también se archivaron dos querellas contra el ex-dirigente y cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero por supuesto fraude fiscal. En este caso, fue el juez de Instrucción número 45 de Madrid el que acordó inadmitir a trámite las dos querellas interpuestas por delitos societarios, contra la Hacienda Pública y falsedad documental. Ambas denuncias fueron presentadas ante los tribunales por los citados Manos Limpias y Rodríguez Ménendez. El juez consideró que no existían indicios de delito para abrir diligencias previas. Monedero regularizó su situación fiscal con la Agencia Tributaria antes de que se presentaran dichas querellas.

La Audiencia Provincial de Madrid resolvió en febrero de 2016 no admitir a trámite otra querella de Manos Limpias. En este caso dirigida la productora de Iglesias, “Con Mano Izquierda” y similar a la archivada por el TS en abril de 2015. El 13 de abril de 2016 se conoció también el archivo de otra denuncia de la organización ultraderechista contra Iglesias y Errejón. En este caso los supuestos delitos tenían que ver con la recepción de fondos por parte de Irán. El tribunal señaló que las acusaciones se basaban en “informaciones no autentificadas difundidas por los medios de comunicación”.

El diputado y responsable de Sociedad Civil de Podemos, Rafael Mayoral, también fue objeto de una querella por asociación ilícita, blanqueo, cohecho, estafa, delito fiscal contra la Seguridad Social y contra los derechos de los trabajadores. En su caso, era una ampliación de la querella contra Iglesias y Errejón por sus trabajos con el Gobierno de Ecuador. También en Julio de 2016, un particular presentó una denuncia similar contra el secretario general de Podemos, basada en informaciones aparecidas en medios de comunicación y por presunta financiación ilegal. El TS la desestimó.

Durante la pasada semana se conoció el archivo de otras dos querellas. La primera fue presentada por el partido Vox por blanqueo de capitales y delitos electorales y delitos “que comprometen la paz e independencia del Estado”. El Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid archivó la querella porque el partido ultraderechista denunció a Iglesias haciendo uso de informaciones periodísticas que se “limitan a narrar unos hechos” que considera constitutivos de delito. Asimismo, enfatizó que estos artículos no aportan ningún elemento que sustenten las afirmaciones realizadas y por ello se debían sobreseer las actuaciones.

La segunda había sido presentada por Yolanda Barcina, ex-presidenta de UPN y del Gobierno de Navarra contra Iglesias por intromisión ilegítima en el derecho al honor. El líder de Podemos, a través de los medios, acusó a los dirigentes de UPN de “estafar” a la ciudadanía y de “niveles de corrupción escandalosos” por las dietas percibidas en relación a la Caja de Ahorros de Navarra. El Juzgado de Primera Instancia 7 de Pamplona desestimó la causa y condenó a los demandantes a pagar las cuotas judiciales.

Varios dirigentes a título individual también han sido objeto de querellas. Entre ellos destaca Errejón con el famoso caso de su beca en la Universidad de Málaga. En Junio de 2016 el Juzgado de Instrucción 13 de Málaga desestimó la querella por “estafa” en su contrato de investigación. La denuncia había sido presentada por Manos Limpias. Meses antes, la Universidad había expedientado al dirigente por no cumplir las cláusulas del contrato y por no haber solicitado la compatibilidad con otras actividades.

También fue sonado el caso de la jueza Victoria Rosell, diputada tras las elecciones generales del 20-D pero que decidió no hacerlo el 26-J por su proceso judicial abierto. La magistrada recibió una querella del ex-ministro José Manuel Soria por supuesto “cohecho, prevaricación y retraso malicioso en la Administración de la Justicia” en un causa abierto contra un empresario canario. En diciembre de 2016 el Tribunal Superior de Justicia de Canarias archivó la querella de Soria. Por su parte, el actual secretario general de Podemos en Asturias, Daniel Ripa, también vio en enero de 2016 como la Fiscalía archivó las diligencias de Investigación abiertas tras la denuncia presentada el pasado Manos Limpias por las ayudas públicas recibidas para su tesis doctoral.

Por último, en abril de 2015, el TS tampoco admitió a trámite una querella contra Podemos realizada por un particular que había registrado la marca del partido. El auto de archivo explicaba que ese delito requiere que el atentado a los derechos del legítimo poseedor se realice en el “ámbito mercantil o industrial”.

Por su parte, Podemos también ha presentado al menos una querella que ha sido archivada por los tribunales. En primer lugar, contra Esperanza Aguirre por un delito de calumnias e injurias al comparar la dirigente popular a Iglesias con ETA y el chavismo. En Junio de 2015 la Audiencia Provincial de Madrid desestimó definitivamente la querella. Pendiente de trámite está una querella ante la Audiencia Nacional presentada a finales de enero contra el periodista Eduardo Inda y los excomisarios José Manuel Villarejo y Eugenio Pino por los presuntos delitos de “extorsión, obstrucción a la justicia y encubrimiento”. La denuncia se basa en una información aparecida en el diario Público sobre el “caso Corinna”. También hay pendiente de trámite una demanda de Iglesias contra el citado Inda por informaciones falsas y por la que el líder de Podemos le pide al director de “Ok Diario” una cantidad de 250.000 euros y una rectificación.

Fuente. https://www.cuartopoder.es