La austeridad en la campaña electoral y la seguridad.

Es irónico que el Partido Popular presente una moción de austeridad en todos los ayuntamientos. Teniendo en cuenta los datos de la última campaña el PP se gastó 12,7 millones de Euros.

Ejemplos de la campaña en la comunidad valenciana.

El Partido Popular ha anunciado que presentará en los 141 ayuntamientos alicantinos una moción para reducir “drásticamente” el gasto que realizan las administraciones en la nueva campaña electoral de cara a los comicios del 26 de junio.

En un comunicado este miércoles, el vicesecretario de Política y Organización del PP provincial, Rafael Candela, ha dicho que se reclama a “todos los partidos” eliminar la pegada y colocación de carteles, banderolas, pancartas y cualquier otro soporte publicitario en espacios públicos.

Además, solicita “un compromiso” para no emplear los soportes tradicionales habilitados por las administraciones para fijar cartelería “como medida para reducir el gasto”. Frente a ello, propone que se autorice “como máximo” un puesto informativo por partido y término municipal y limitado a los 15 días de campaña.

El objetivo, según los ‘populares’, es “reducir en un 30% el gasto de las administraciones en este concepto”. “El PP quiere que los impuestos de los alicantinos sean para mejorar la vida de los alicantinos y no para financiar procesos electorales”, ha afirmado Candela.

“El Partido Popular ha propuesto a nivel nacional una reducción del gasto electoral importante. Nadie nos ha secundado. Pero nosotros estamos empeñados en que la nueva campaña sea más barata para los alicantinos. Por ello, llevamos esta iniciativa a los ayuntamientos. Buscamos el apoyo de otros grupos. De modo, que nadie pueda excusar o justificar un gasto excesivo”, ha dicho.

Así, Candela ha anunciado que el PP realizará una campaña marcada por “la austeridad, la claridad, la transparencia y el contacto directo con las personas” y que renuncia expresamente a actos “fastuosos e innecesarios”.

Las elecciones del pasado 20 de diciembre supusieron a las arcas públicas un gasto de 130 millones de euros, una cantidad que, según ha dicho Candela, “debe invitar a todos los partidos a la reflexión”. En este sentido, ha añadido que “vamos a ver si la izquierda es capaz de amoldarse a la nueva política o continúa anclada en los viejos tics”.

El partido Popular a nivel nacional se gastó en la campaña anterior la cifra de 12,7 millones de euros.

En la comunidad de Madrid, según la contabilidad elaborada por Bárcenas, el partido gastó en realidad 3,86 millones de euros para aupar a Aguirre a la presidencia; un 20% por encima del límite legal marcado por el Tribunal de Cuentas. Para paliar la diferencia, el PP madrileño esperaba recaudar 600.000 euros en “donativos”. Finalmente, la cuantía fue sensiblemente menor y la contabilidad “real” refleja solo 210.405 euros. Además, la previsión de gasto de la campaña electoral contabiliza “entregas condicionadas” por valor de otros 60.080 euros. Un dinero que nunca llegó y que dependía según las anotaciones de Bárcenas de la “tesorería nacional”.

En el último pleno en nuestro pueblo, quisieron presentar a última hora una moción de austeridad en la campaña electoral, moción que no se aceptó al ser pleno extraordinario y se debía ceñirse al orden del día. Además de no tener conocimiento ningún grupo político del su contenido.

Esperamos que la reducción del gasto en la campaña electoral no afecte a la seguridad, como en la pasada campaña. Está terminantemente prohibido la utilización de montacargas en la elevación de personas. Como demuestra las siguientes fotografías.

carteles 2carteles 1