“Hay un consenso en todos los actores del régimen para salvar a Cifuentes”

Lorena Ruiz-Huerta, portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid

La bomba política que ha supuesto la Operación Lezo en la Comunidad de Madrid ha provocado que por primera vez un grupo de la Asamblea regional decida ausentarse de los actos oficiales del 2 de mayo. La portavoz de Podemos en el parlamento de Vallecas, Lorena Ruiz-Huerta (Madrid, 1977), explica que su lugar “está con la gente en la calle y no con los políticos de la élite tomando canapés”. Podemos organiza un acto alternativo por la tarde que contará con la presencia de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón.

Ruiz-Huerta explica en esta entrevista los motivos que han llevado a Podemos a anunciar una moción de censura, que las conversaciones comenzarán cuando se conozca el resultado de la consulta entre las bases y que espera que Ciudadanos “rectifique y sea valiente” para echar a una Cristina Cifuentes que, cree, sobrevive gracias a “una política de marketing muy buena” y a “un consenso en todos los actores del régimen y de las oligarquías” por sostenerla.

Sobre el papel del PSOE, la portavoz cree que hay opciones de alcanzar un acuerdo con el grupo de Ángel Gabilondo. “Coinciden con nosotros en que Madrid necesita una reforma fiscal muy profunda. Será uno de los ejes centrales del discurso político de Podemos en la Comunidad”.

Este 2 de mayo lanzan la consulta entre los inscritos para preguntar si siguen adelante con la moción de censura a Cristina Cifuentes. ¿La presentarán aunque PSOE y Ciudadanos no la apoyen?

La consulta en realidad es para preguntar si se hace o no la moción. La pregunta no está cerrada pero más o menos será si quieren o consideran necesario desalojar al PP de las instituciones. Si sale el sí contundente que esperamos, estaremos mandatados e iniciaremos el siguiente paso: una ronda de conversaciones con Ciudadanos y con el PSOE.

¿En ese orden?

Todavía no está decidido pero es probable que sea así. Es cierto que Ciudadanos se ha lanzado ya a decir que no la van a apoyar y es algo que nos sorprende. Decir que no vas a apoyar algo cuando ni siquiera hemos empezado a trabajar y no hay una propuesta ni una discusión política, me resulta sorprendente. Creo que es una estrategia comunicativa. Con lo que está sucediendo, que es de una gravedad extrema, estoy esperanzada en que esas conversaciones tienen una oportunidad de salir adelante.

Por eso le preguntaba si seguirán sí o sí con la moción, porque Ciudadanos ha sido muy claro. En eldiario.es, su portavoz dijo: “No queremos que Podemos pueda llegar a gobernar la Comunidad de Madrid“. ¿Cómo responden?

No es la primera vez que vemos a Ciudadanos mentir. Dijeron que no iban a consentir que Mariano Rajoy fuera presidente del Gobierno y ahí están apoyando al partido más corrupto de la historia y de la UE. Vamos a darles una oportunidad a que esto sea mentira también y que después de iniciar las conversaciones con Podemos estén dispuestos a sumarse a una mayoría alternativa.

Aquí no estamos hablando de quién va a encabezar esa moción de censura. Hablamos de una propuesta alternativa al PP de Cifuentes y de construir una mayoría alternativa para la que sí dan los números en la Comunidad de Madrid. Ciudadanos debe tener la valentía de asumir que se ha equivocado apoyando al PP de Cifuentes y que es el momento de rectificar.

¿Tienen un punto de partida sobre la moción? ¿Un candidato, una fórmula de gobierno?

Nosotros estamos concentrados en la construcción de un proyecto político alternativo. Cualquier proyecto que signifique superar una política de recortes que comenzó en 2009 y mantiene el Gobierno de Cifuentes; cualquier proyecto que suponga hacer una profunda reforma fiscal para que deje de ser un paraíso fiscal para las rentas más altas; cualquier proyecto que suponga modificar el modelo productivo para generar empleo; y cualquier proyecto que suponga abandonar el recorte de derechos y eliminar la desigualdad que hay en la región va a ser apoyado por Podemos. No está en nuestro cálculo político quién será la persona que va a encabezar este nuevo Gobierno, ni su composición. Estamos en la construcción de un proyecto alternativo al actual.

¿Y eso por qué no se pudo hacer en 2015? No había saltado la Operación Lezo pero ya se conocían la trama Gürtel o Púnica.

La mano de Podemos siempre ha estado tendida para no entregar el Gobierno al PP, ni en el Estado ni en la Comunidad de Madrid. Fue Ciudadanos quien no tuvo duda en ningún momento de apoyar a las opciones más corruptas del Estado español: el PSOE de Andalucía y el PP de Madrid. A pesar de que el PP en 2015 perdió la mayoría, gracias al apoyo de Ciudadanos el PP sigue sacando adelante sus políticas con la misma facilidad con que lo hacía cuando sí la tenía. Pasados dos años, volvemos a tender la mano a Ciudadanos para que rectifique y sea valiente.

La reacción del PSOE en Madrid ha sido menos contundente que a nivel estatal. Ángel Gabilondo ha dejado una puerta abierta a apoyar la censura. ¿Han tenido contactos previos con el PSOE?

No, ningún contacto formal. Nos vemos a todas horas porque trabajamos en un espacio relativamente pequeño. De momento no nos dicen nada, aunque comparten la preocupación de que algo hay que hacer. Eso nos da esperanza. La sensación de alarma y de excepcionalidad que produce tener en la cárcel al anterior presidente de la región es muy impactante. Se está intentando banalizar la figura de la moción de censura por parte de nuestros enemigos y adversarios pero Gabilondo reconoce, como nosotros, que es un instrumento jurídico y parlamentario de absoluta validez. Yo espero que nos podamos sentar con normalidad y alcanzar acuerdos políticos.

Si, como parece, Ciudadanos no va a apoyar la moción. ¿Su intención es seguir con ella?

En el dudoso caso de que no podamos llegar a un acuerdo con los demás grupos de la oposición, aunque Ciudadanos tiene un papel un poco extraño, estaremos obligados por el mandato de la consulta de nuestros inscritos y tendremos que salir adelante con la moción de censura. Aunque no conseguiríamos ganarla, serviría para explicar que existe una alternativa al Gobierno de Cifuentes. La moción de censura tiene dos partes. Una centrada en lo impugnatorio y otra propositiva, en al que tendremos que explicar cuál es nuestro programa de Gobierno y cuál es esa alternativa.

Dijo Gabilondo que de esa segunda parte propositiva dependería el sentido del voto del PSOE. ¿Cree que su propuesta podrá ser votada por el PSOE?

Es fácil que sí. El PSOE es una fuerza más progresista e interesante cuando está en la oposición que cuando está en el gobierno. En Madrid en casi todos los casos votamos en el mismo sentido. El grupo socialista coincide con nosotros en que Madrid necesita una reforma fiscal muy profunda y será uno de los ejes centrales del discurso político de Podemos en la Comunidad. Hace falta recaudar más y financiarse de otra manera al PP, que recurre a la deuda privada que acaban pagando los de siempre con recortes y subidas de impuestos a clases trabajadoras y medias.

Han anunciado que se van a ausentar de la recepción oficial del Día de la Comunidad. Es la primera vez que un grupo de la Asamblea lo hace. ¿Por qué no van al 2 de mayo?

Desde que llegamos a las instituciones constituye siempre un debate intenso dentro del grupo qué hacer ante invitaciones de este tipo. Muchas veces tenemos dudas por nuestra propia seña de identidad. En otras ocasiones hemos acudido con representaciones un poco minoritarias porque creemos que el 2 de mayo es un día de protagonismo popular. Pero además, con lo que está ocurriendo con el PP de Cifuentes, nos parece indigno encerrarnos en la sede del Gobierno a tomar canapés y hacer actos oficiales. Donde hay que estar es en la calle con la gente que se está movilizando. Nuestro lugar el 2 de mayo está con la gente en la calle participando de ese protagonismo popular y no con los políticos de la élite tomando canapés.

La semana que viene se votan los presupuestos de 2017 de la Comunidad, que llegan con meses de retraso. ¿Cree que Cifuentes los sacará adelante? ¿Que vayan a votar todos sus diputados y los apoye Ciudadanos?

Mi deseo profundo es que no los saque. Pero no por nada. Es muy grave que una región no tenga presupuestos, que es algo que solo pasa cuando hay una situación de conflicto político. Pero no poder sacar unos presupuestos porque el partido del Gobierno está hundido en un lodazal de corrupción o porque tiene una diputada de baja por depresión por haber sufrido presuntamente un acoso laboral por parte de su jefe, es muy grave.

Pero los presupuestos son muy malos, son continuistas de unas políticas que han generado una tremenda desigualdad, son recortadores de derechos y que no garantizan el acceso en condiciones de universalidad e igualdad a los servicios públicos.

Dice que Cifuentes hace las mismas políticas que sus predecesores, el equilibrio en la Asamblea es complicado por sus tensiones internas y por estar en minoría, el PP está sumido en la corrupción y su financiación está bajo sospecha. Pero da la sensación de que la presidenta está salvando la situación. ¿Cuál es la responsabilidad de Podemos en estos dos años para que Cifuentes no parezca una presidenta en el alambre?

No hay nada para medirlo, es una sensación térmica, pero creo que el problema está en que por parte del régimen se está tratando de establecer un cortafuegos en torno a Cristina Cifuentes para salvarla de este pantano en el que indefectiblemente se están hundiendo a una velocidad a la que casi no da tiempo ni a reaccionar. Hay un consenso en todos los actores del régimen y en las oligarquías para salvar a Cifuentes.

E innegablemente hay que reconocerle que tiene una política de marketing muy buena, porque Cifuentes es puro marketing. En sus dos años de gobierno no ha hecho ni una sola medida que suponga una reforma para la Comunidad de Madrid o una ruptura con las políticas de su antecesora. De Aguirre se puede recordar la escuela bilingüe o los hospitales privatizados; de Gallardón, el Metro. ¿De Cifuentes qué se recuerda? No ha hecho nada. Lo único que ha hecho es dedicarse a ganar el poder en su partido.

A nosotros lo que nos falta para ganar al PP, y lo estamos trabajando ahora, es construir una unidad popular. Nos hace falta ensanchar la base por abajo, generar tejido social para que nuestras bases empujen el proyecto político que desaloje a Cifuentes en 2019 si no lo hacemos ahora con la moción de censura.

La semana que viene se votan los presupuestos sin un resultado seguro, puede haber nuevas implicaciones en la Operación Lezo o en otras investigaciones como la que afecta al director de Seguridad de la Comunidad de Madrid. ¿Creen que hay opciones de que la legislatura no llegue a 2019?

Eso es una cosa que dependerá de Cifuentes. Nuestra responsabilidad es que en una situación de excepcionalidad, con pobreza, exclusión social y unos recortes de derechos brutales, y con unos políticos que han estado robando a manos llenas, nuestra obligación ética y política es iniciar conversaciones con los grupos de la oposición para que decidan si quieren seguir sosteniendo a este gobierno corrupto que trabaja en contra de la mayoría social o si quieren construir un proyecto alternativo.

Anuncios