Granados pide al juez de Púnica la imputación de Cifuentes por la financiación ilegal del PP

Cifuentes defiende a Aguirre y dice que habrá tenido "muchos errores" pero no ha estado "inmersa en la corrupción"

Francisco Granados sigue intentando sentar a Cristina Cifuentes ante el juez de Púnica. Aunque hasta el momento había pedido que se sentase en la Audiencia Nacional como testigo, ha cambiado de estrategia y pide ahora que sea imputada por su papel en la financiación ilegal del PP de Madrid.

En un escrito enviado por su defensa al Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid, y al que ha tenido acceso eldiario.es, pide que se cambie “la naturaleza jurídica y procesal” de las citaciones que había solicitado el pasado 5 de octubre. Quiere que en lugar de como testigos, comparezcan como imputados a tenor de las novedades en el caso Púnica.

Esas novedades son las declaraciones como imputados de Miguel Ángel Ruiz, ex alto cargo de la Comunidad de Madrid, y de Marcelino Elosua, empresario investigado por financiar al PP de Madrid. La defensa de Granados también hace referencia a un nuevo informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que confirma el uso de una caja B durante las elecciones autonómicas de 2011.

Con esas nuevas pruebas, Granados cree que Cifuentes debería comparecer como imputada y no como testigo, por el cargo que ocupó en la Asamblea de Madrid entre 2007 y 2011. La UCO cree que, como presidenta de la mesa de contratación, benefició en el contrato de las cafeterías al empresario Arturo Fernández, donante del PP de Madrid y amigo personal de Esperanza Aguirre.

Cifuentes fue vicepresidenta de la Asamblea de Madrid desde 2007 a 2015 y portavoz de la Consejería de Presidencia en la Asamblea de Madrid desde 2003 a 2012, además de desempeñar varios cargos internos en el PP de Madrid y en Fundescam.

Granados también solicita que la expresidenta de Madrid sea imputada. Ha pedido en varias ocasiones, hasta ahora sin éxito, que sea citada como testigo, pero ente los nuevos indicios cree que debería acudir como investigada. Su imputación y la de Cifuentes es “imprescindible”, sostiene la defensa de Granados en el escrito.

Junto a ellos, pide también la imputación de Ignacio González, sucesor de Aguirre, y el resto de ex altos cargos que figuraban en el listado entregado el pasado 5 de octubre en la Audiencia Nacional. Así, cita a Jaime González Taboada, el recientemente dimitido consejero de Medio Ambiente de Cifuentes, Lucía Figar, Beltrán Gutiérrez, imputado ya por manejar la caja B del PP, José Ignacio Echeverría, exconsejero de Transportes, entre otros altos cargos.