El CETA al borde del abismo

valonia

El tratado entre Canadá y Europa conocido por sus siglas en inglés como CETA podría bloquearse esta semana.

La Comisión Europea está buscando desesperadamente nuevas fórmulas para concluir cuánto antes con la firma del CETA, evitando así la creciente oposición de la ciudadanía y de gobiernos como Bélgica (Valonia y Bruselas), el Tribunal Constitucional de Alemania o las reservas de Rumania, Bulgaria o Eslovenia, entre otros. El parlamento de Valonia ha tomado un papel fundamental en el bloqueo del tratado tras haber reafirmado el “no” por parte del Presidente Paul Magnette.

El viernes pasado Paul Magnette declaraba que el texto del CETA a día de hoy no tiene las garantías suficientes para garantizar la protección de los estándares sociales y reglas ambientales, especialmente en relación al ICS (los derechos extraordinarios para inversores a través de los mecanismos privados de arbitraje). Añade que la decisión de la Comisión Europea de un calendario de siete días para la ratificación del CETA es “inaceptable y viola los principios democráticos”.

Cabe añadir que el Parlamento de Valonia se ha reunido en más de 22 ocasiones para discutir sobre el texto incluyendo asesoría legal de expertos. Probablemente sea uno de los parlamentos que más ha discutidos el texto.

Tras el intento fallido de presión a Valonia por parte de Canadá y de la UE, la ministra de Comercio de Canadá anunciaba su vuelta al país diciendo que estaba “muy, muy triste”.

Sin embargo, el sábado por la mañana el Presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz (sin ningún mandato) mantuvo una reunión a puertas cerradas con la ministra de Comercio Internacional de Canadá y después con el presidente del Parlamento de Valonia.

En las declaraciones de después, la ministra de Comercio afirmaba que Canadá estaba lista para firmar el CETA y que ahora “la pelota está en Europa”. El Presidente del Parlamento Europeo a su vez decía mantener su optimismo para llegar a un “acuerdo” con Valonia y proceder a la firma del texto prevista para el jueves 27 de octubre en ocasión de la visita de ministros de Estado y del Ministro del Primer Ministro de Canadá Justin Trudeau.

El presidente de Valonia se mantiene en el “no” pero no sabemos si aguantarán las presiones de la UE. Tampoco sabemos si el Parlamento de Bruselas aguantará.

Paul Magnette ha recibido un enorme apoyo en las redes sociales, llamadas y envíos de cartas. Ahora más que nunca tenemos que reforzar el apoyo político e institucional, especialmente a su parlamento. Valonia tiene el respaldo de las más de 2000 ciudades y parlamentos regionales en Europa que han pasado resoluciones de oposición al CETA.

Si el CETA pasa por todo el proceso de ratificación, la soberanía de los pueblos quedaría al control de las grandes corporaciones y no habrá vuelta atrás. Ahora tenemos la oportunidad de parar el proceso. Hagamos que se nos escuche.

Envía tweets  de apoyo a @PaulMagnette usando #Wallonia y #StopCETA

Si tu ayuntamiento, parlamento es libre de TTIP y CETA invitales a enviar una carta o llamada de teléfono para mostrar el apoyo al parlamento de Valonia.

Sigue la campaña @noalttip para seguir toda la información a tiempo real y estar al tanto de acciones. También puedes visitar la web de http://www.noalttip.org