Así engañó el Canal a los perdedores del concurso para pagar la imagen de González

El ente madrileño del agua intentó ocultar que había adjudicado un contrato a la empresa que presentó la oferta más cara de las que concurrieron a un concurso vinculado a Púnica.

Foto: Ignacio González llegando a los Juzgados para prestar declaración. (EFE)

El Canal de Isabel II tapó con otra mentira el presunto amaño de la adjudicación que habría utilizado el Ejecutivo de la Comunidad de Madrid para pagar a la trama Púnica la mejora de la reputación ‘online’ de Ignacio González. El ente público encargado de gestionar el agua de la región comunicó a las empresas derrotadas en el concurso bajo sospecha que había vencido “la oferta económica más ventajosa”, pero lo cierto es que la propuesta elegida por el órgano de contratación del Canal fue precisamente la más cara, como demuestra el expediente de la licitación, al que ha tenido acceso El Confidencial.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil investiga esa adjudicación para crear una web interactiva sobre el ciclo del agua tras acceder a conversaciones y otros indicios que probarían que el proceso fue manipulado para que se llevara el contrato Imagen de Síntesis Digital SL. Los agentes han descubierto que solo días después de que la victoria de esta empresa fuera publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (el 23 de septiembre de 2014), su propietario, Sergio Ortega, entregó 7.000 euros en negro a Púnica para saldar facturas atrasadas de consultoría en internet y redes sociales para Ignacio González.

Ortega y otros imputados en la causa han admitido que entregaron el dinero a Púnica a cambio de contratos de la administración madrileña, entre ellos, el del Canal de Isabel II, pero las supuestas irregularidades no habrían sido detectadas sin las pesquisas sobre el escándalo de corrupción vinculado al PP. El 7 de agosto de 2014, la Subdirección de Contratación del Canal finiquitó el concurso para confeccionar una web con el envío a las empresas perdedoras de un correo electrónico que indicaba que Imagen de Síntesis Digital se había impuesto al presentar la oferta más baja, 298.600 euros más IVA. El correo no contenía información sobre el resto de propuestas ni tampoco detallaba qué puntuación había conseguido exactamente cada una de las candidaturas, pero en apariencia, el proceso se había desarrollado con normalidad y se había resuelto por un criterio tan objetivo como el precio.

Sin embargo, documentos internos del Canal a los que ha tenido acceso este diario demuestran que, en realidad, las ofertas económicas de las empresas derrotadas fueron más bajas y, por tanto, debían haber superado a Imagen de Síntesis Digital. En concreto, la UTE Comunica, Imagen y Comunicación-Enri Muri Management pidió 267.000 euros; Takeaway Internet SL, 259.000 euros; y la UTE Avidea Producciones-Isografik Servicios de Arquitectura, 255.000 euros. El amaño fue posible porque cada uno de los candidatos perdedores solo pudo comparar su oferta con la del ganador y llegó a la conclusión de que había sido excluido por algún por otro motivo no aclarado en el correo del Canal. Los derrotados no supieron en ningún momento que Imagen de Síntesis Digital no solo no había sido la más barata, sino que había presentado la oferta más cara de las cuatro que optaron al encargo.

[Pinche aquí para leer el documento]

Como adelantó este diario, la mesa de contratación del Canal habría utilizado presuntamente criterios subjetivos para conseguir que se impusiera la empresa que días después hizo los pagos a Púnica. De los documentos se desprende que Imagen de Síntesis Digital logró el peor resultado en el apartado económico, que además de considerarse decisivo en los pliegos suponía 70 de los 100 puntos en juego. Pero, curiosamente, su oferta logró 28,5 de los 30 puntos que se podían obtener como máximo en el apartado técnico. De ese modo, superó en la nota global por solo 0,8 décimas a la candidata que se quedó en segunda posición, Takeaway Internet SL. La información no había trascendido hasta ahora. El Canal se limitó a informar de que Imagen de Síntesis Digital había sido elegida por plantear el precio más barato.

De los documentos internos del Canal también se desprende otra flagrante irregularidad. La Ley de Contratos de las Administraciones Públicas obliga a que en los procesos de adjudicación se evalúen primero los elementos que impliquen algún tipo de subjetividad y posteriormente se valoren las cuestiones objetivos como, por ejemplo, el precio. El objetivo es evitar que se produzcan arbitrariedades en la parte de los concursos más abierta a interpretación.

Sin embargo, el expediente de la licitación que está siendo investigado revela que las ofertas económicas de los candidatos fueron analizadas el 22 de julio de 2014 y los criterios subjetivos en los que se cimentó la victoria de Imagen de Síntesis Digital no fueron evaluados hasta ocho días después, el 30 de julio. Es decir, que cuando el tribunal le concedió 28,5 puntos sobre 30 en el apartado subjetivo ya sabía que necesitaba al menos esa nota para poder llevarse el contrato. El proceso vulneró la normativa.

Fuente.  http://www.elconfidencial.com/espana/2016-05-15/canal-ignacio-gonzalez-engano_1193683/

Anuncios